El presidente de la República Luis Lacalle Pou anunció este jueves ante la Asamblea General un alivio tributario de US$ 150 millones para contribuyentes de IRPF, IASS y para las mirco, pequeñas y medianas empresas (mipymes) del país. “Estamos en condiciones de proceder a una baja de impuestos”, aseguró.

En lo que respecta al IRPF, el presidente dijo que se elevarán las deducciones del 10% al 14% para beneficiar en particular a aquellos contribuyentes de menores ingresos y que tienen hijos a cargo. Eso implicará que unos 63 mil trabajadores dejen de tributar ese impuesto, al tiempo que se reducirá la carga del IPRF para el resto de quienes pagan ese tributo (unos 440 mil). En el caso del IASS, se elevará en 1 BPC ($ 5.560) el mínimo no imponible de ese impuesto sobre las jubilaciones. Esto beneficiaría a unos 20 mil jubilados.

En concreto, el proyecto de ley que el gobierno enviará para aprobación del Parlamento contendrá medidas para el caso de los contribuyentes de IRPF de menores ingresos. Aquellos cuyo ingreso líquido mensual sea hasta $ 60.500, la tasa de las deducciones aumentará del 10% al 14%. Asimismo, prevé aumentar la deducción por hijo a cargo de 13 BPC anuales ($ 73.580) a 20 BPC ($ 113.200) anuales, manteniendo la duplicación en caso de hijos con discapacidad.

Además, aumentará el crédito por arrendamiento de inmuebles de 6% a 8%. Estos cambios en las deducciones del IRPF alcanzan al 75% de los contribuyentes, dijo Lacalle. Mientras que el 14%, unos 63 mil uruguayos dejarán de pagar IRPF, añadió. Esta rebaja de IRPF implicará la resignación de unos US$ 80 millones.

“En igual sentido, como nos comprometimos en campaña electoral empezamos a desandar el IASS”, expresó. Para ello, el gobierno aumentará la pasividad mínima a partir de la cual se paga el Impuesto de Asistencia a la Seguridad Social (IASS). En concreto, la propuesta que se enviará al Parlamento implicará aumentar el mínimo no imponible mensual de 8 BPC ($ 45.280) a 9 BPC ($ 50.940) e implicará una resignación de US$ 30 millones para la caja del Estado.

 

También incluye el incremento a 8% del crédito por arrendamiento, al igual que para el IRPF. Con estas medidas, cerca de 20.000 personas dejan de pagar este tributo, enfatizó.

Además, se proponen beneficio a micro, pequeñas y medianas empresas, que “son el motor económico de Uruguay”, dijo Lacalle Pou, con un costo proyectado de unos US$ 40 millones.

Toda la renuncia fiscal significa US$ 150 millones, informó. "Estoy convencido que se generará un proceso virtuoso de mayor consumo y dinamismo económico", señaló.

El mandatario hizo un extenso balance de la gestión del gobierno del 2022. En materia de acceso comercial, reiteró su vocación de apertura e indicó que, si Brasil no logra avanzar por su lado para encarrilar un TLC con China, Uruguay seguirá adelante para cerrar ese acuerdo y, una vez concluido, invitará a los socios del bloque (Brasil, Argentina y Paraguay) a que puedan sumarse a ese tratado.

“Hoy el gobierno viene aquí con la tranquilidad de estar cumpliendo con lo prometido y podemos decir que el camino es el correcto. El camino a seguir está claro a corto, mediano y largo plazo”, finalizó.

Tardáguila Agromercados - Diseño InfinitWorks