“Necesitamos un Estado eficiente y austero”, dijo el presidente de la Asociación Rural del Uruguay (ARU), Gonzalo Valdés, durante el acto de clausura de Expo Prado 2022, ante una tribuna en la que se encontraban el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, así como la vicepresidente, Beatriz Argimón, además de varios ministros e integrantes del Parlamento.

Para ello, Valdés señaló que se debe avanzar en reformar imperiosas, del Estado mismo, de la seguridad social y de la educación. “Debemos trabajar juntos para concretar la reforma de la seguridad social, hay que hacerlo por las próximas generaciones”, aseguró, y agregó que “es importante la transformación de la educación porque de ella depende el futuro del Uruguay. Pero en este proceso es fundamental que todos conozcamos profundamente su contenido”. Por su parte, señaló que “necesitamos una reforma del Estado que lo haga eficiente y austero. Debemos lograr un Estado ágil, profesionalizado, digitalizado, buscando la eficiencia de la gestión pública”. Valdés señaló que desde la ARU se ve “con preocupación que cada una de estas transformaciones encuentran más obstáculo que aportes. No todo el sistema político está dispuesto a asumirlo, porque piensan más en los costos políticos”.

No dudó en señalar que “el agro fue y es el motor que impulsa al país de la post pandemia” y que el mismo asume la “responsabilidad de invertir para generar más divisas y fundamentalmente más empleo de forma directa e indirecta”. En este sentido, mencionó algunos tributos que se han impuesto en la Rendición de Cuentas

Que van en contra de este camino. Valdés señaló que el proyecto de Rendición de cuentas fue “gravemente modificado por diputados” y que “debilitan al Instituto Nacional de Colonización derivando recursos a la Universidad de la República. No negamos la importancia de apostar por la ciencia, ni nos oponemos a que estos proyectos deban ser subsidiados si la política social así lo demanda, pero consideramos que deben provenir de rentas generales, ser aportados por toda la población”.

También señaló que la Cámara de Diputados aprobó un impuesto a la exportación de carnes y animales en pie. “Es una medida que termina reduciendo la recaudación, porque atenta directamente sobre la competitividad de la cadena cárnica. Es claro que la retención no es un buen instrumento de política pública. Es un camino que no queremos recorrer, por el bien del Uruguay”.

Recordó que el Poder Ejecutivo se manifestó explícitamente en contra de esa medida. “Coincidimos y apoyamos esa postura”, afirmó el presidente de la ARU, y agregó que confía en que “el Senado revise este artículo. Compareceremos ante la comisión del presupuesto para plantear estos reparos”.

Además de señalar la importancia de abrirse al mundo, el presidente de la ARU dijo que “debemos demostrar lo que somos: un país sustentable y creíble, de energía limpia, que cuenta con sistemas productivos que cuidan la biodiversidad. No podemos perder más tiempo, el tiempo es ahora”.

Tardáguila Agromercados - Diseño InfinitWorks