Durante julio y agosto el mercado internacional de la celulosa se comportó de forma estable, expectante de lo que pudiera pasar cuando se retomara una época de mayor demanda estacional como lo es el comienzo de setiembre y los meses venideros.

El precio de la celulosa en los principales mercados se mantuvo pujante. En el caso de China el precio se mantuvo estable, con algunas pujas por una demanda interna menor, mientras que Europa logró consolidar algunas subas de precio en fibra larga y corta.

Pero, los mercados que esperaban un aumento de demanda china en las próximas quincenas, ya no son tan entusiastas y frente a la inactividad de China se empiezan a recibir algunas señales negativas. A esta situación habría que sumarle el factor “proyecto MAPA” de la chilena Arauco, que empezaría a producir en octubre, aumentando la oferta al mercado y ejerciendo mayor presión sobre la dinámica de precios.

Tardáguila Agromercados - Diseño InfinitWorks