La ciudad de Shanghái está bloqueada, lo que ha resultado en una grave acumulación de carga en el puerto. Shanghái es uno de los puertos de contenedores más importantes de China; el 20% de las exportaciones pasan por este puerto. Los volúmenes de carga ahora están excediendo la capacidad portuaria y los camiones con contenedores están demorados en las carreteras y los barcos que llegan se están retrasando en el mar.

Si el brote en Shanghái continúa, China podría enfrentarse a una crisis logística aun más seria de la que ya sufre. Las compañías navieras globales y los exportadores de las provincias orientales de Jiangsu, Zhejiang, Anhui y Shanghái están recurriendo al puerto de Ningbo en Zhejiang, a unas tres horas de Shanghái, para evitar la congestión en este último.

Una vez que se levanten las restricciones en Shanghái, se espera que los pedidos de flete superen el retraso de exportación actual. Si el bloqueo de Shanghái continúa durante mucho tiempo, China puede enfrentar la crisis de interrupción logística más grave desde el estallido de la pandemia de Covid-19 en 2020.

A corto plazo es difícil aliviar los problemas de suministro de madera si China continúa con su estricta política de confinamiento. Sin embargo, si se levanta el bloqueo, el transporte marítimo puede recuperarse. En general, debido al actual problema de transporte, se espera que los precios de importación de madera en China fluctúen a un nivel alto.

Tardáguila Agromercados - Diseño InfinitWorks