Pablo santini

La Asociación de Empresas Contratistas Forestales del Uruguay (ASECFUR) se reunió la semana pasada en Durazno. Panorama Forestal dialogó con su presidente, Pablo Santini, sobre los temas que se trataron en la reunión y sobre cómo se percibe al sector forestal luego de la confirmación de la inversión de UPM en la segunda planta de celulosa.

 

¿Cuáles fueron los principales temas tratados en la reunión del pasado 15 de agosto en Durazno?

Se trataron temas relacionados con la actividad de las empresas socias, se hizo un repaso de los principales temas de preocupación, además de los desafíos que se plantean en el futuro cercano.

El tema de la capacitación del personal es de preocupación permanente de los socios; se hizo un repaso de diferentes alternativas que están siendo implementadas tanto de forma grupal, como en diferentes convenios con INEFOP y el Polo Tacuarembó de la UDELAR, en las áreas de cosecha forestal y formación de mandos medios.

Se analizó con preocupación la detención de algunas actividades y de la exportación, y consecuentemente la cosecha y manejo de las plantaciones de pinos. Existe preocupación porque el país cuenta con excelentes condiciones para el crecimiento de esta especie, pero factores económicos relacionados con la competitividad de la economía, vuelven inviables proyectos basados en esta conífera y, lo que es peor, en la medida que su ciclo biológico es más largo que el de los eucaliptus, al no plantarse, hipotecará el futuro de este rubro que cuenta con 180.000 ha en el país (18% del total).

Se hizo un repaso de las diferentes reuniones mantenidas con autoridades y referentes del sector, donde se expusieron las trabas que se encuentran para la expansión del negocio forestal, debido muchas veces al desconocimiento de la actividad debido a que ésta se realiza alejada de los grandes centros poblados.

Se consideró que deben encararse en paralelo con otros actores del sector, actividades de difusión que permitan que quienes no conocen esta producción, puedan percibir los beneficios que de ella se desprenden, pues además de la repercusión económica, tiene como ejes fundamentales el cuidado de las personas y el ambiente.

En la tarde se participó del Taller de Cartografía Forestal, desarrollado por la Dirección General Forestal del MGAP, donde se presentó por parte de Leonardo Boragno y Mariana Boscana la actualización de la información de inventarios forestales en que trabajaron, información de suma importancia para la toma de decisiones en el sector; y con posterioridad se hizo una revisión del listado de precios de servicios que publica tal repartición estatal, que se basa en información brindada por los socios de nuestra agrupación.

¿Qué desafíos presenta para el sector y para la asociación la segunda planta de UPM?

La noticia de la confirmación de la construcción de la segunda planta de UPM es muy bien recibida por la gremial, pues el incremento de la actividad futura en cosecha y logística sobre todo, necesarios para abastecer la misma, generará más oportunidades de negocio para los socios, muchos de los cuales son proveedores de la empresa.

Creemos también que impulsará el desarrollo de otros sectores forestales, como consecuencia de la mayor disponibilidad de madera, servicios, infraestructura y conocimiento, para lo que debemos también prepararnos; energía, industria de la transformación mecánica (aserrado, debobinado), construcción quizás.

Tal hecho confirma las ventajas que nuestro país tiene en esta producción y plantea un horizonte temporal que da certezas para encarar inversiones y planes de negocios. Significa la consolidación de una política de Estado, con reglas claras y permanentes, que son condición necesaria para inversiones de largo plazo. Si a esto se le pudiera sumar la agilidad necesaria para que los inversores puedan invertir en forestación, estaríamos frente a un excelente panorama.

Por otro lado, exige la permanente actualización para mantener la calificación de las certificadoras PEFC y FSC, requisito indispensable para acceder a los mercados del primer mundo.

Para las empresas socias representa una oportunidad enorme, lo que obliga a perseverar en el esfuerzo de ser cada día más competitivos, incorporar y adaptar tecnología para mejorar y hacer más seguros los procesos, profesionalizar la gestión humana, y además, donde el interés de ingresar nuevos actores es creciente, debemos mantenernos con el equilibrio económico necesario para perdurar saneadamente en el mediano y largo plazo.

¿Cuántos asociados tiene la ASECFUR?

Al momento actual, la Asociación tiene 38 socios que representan a más de 50 empresas que brindan diferentes servicios a las empresas propietarias de bosques o industrias forestales.

¿Qué tipos de servicios nuclea la ASECFUR?

Las empresas socias brindan diferentes servicios de silvicultura (producción de plantas, preparación de suelos, plantación, control de malezas y plagas, raleos y podas, etc.), de suministro de personal para tareas especializadas, de cosecha y logística forestal, además de algunos servicios técnicos como inventarios y mediciones, entre otros.

Aunque no tenemos un número exacto aún, nuestros socios son responsables de alrededor de 3.000 puestos de trabajo directo en las diferentes actividades en que se desenvuelven. Como asociación tenemos la capacidad de cosechar más del 50% de todo lo que se cosecha en el país anualmente (17 millones de m3 en 2018, según estadísticas de la DGF), la capacidad de preparar, plantar y mantener más de 20.000 hectáreas de bosques por año y la producción de casi la mitad de los plantines que se producen en el mercado fuera de las grandes empresas, las que poseen sus propios viveros.

Tardáguila Agromercados - Diseño InfinitWorks