Luego de meses con precios estratosféricos para la celulosa en China, principalmente de fibra corta, el mercado comienza a ajustarse y posicionarse en un punto bastante por debajo del máximo alcanzado en julio de este año que fue US$/t 990.

De acuerdo con los últimos informes sobre el mercado, todo hace prever que la posición hacia finales de este año estará más cerca de los US$/t 800, un precio que se ajusta más al mercado sin tener en cuenta todas las distorsiones que generó la suba inesperada registrada hacia mitad de año.

Si se toma en cuenta la nueva capacidad de producción de celulosa de los productores latinoamericanos para 2023, la presión bajista sobre el precio será mayor dado que se espera alrededor de 6,3 millones de toneladas con el crecimiento esperado de la demanda anual de 1,3 millones de toneladas. Es por esto que el mercado para 2023 probablemente se posicione por debajo de la barrera de los US$/t 700.

Tardáguila Agromercados - Diseño InfinitWorks