Stora Enso ha vendido la última de sus operaciones rusas, tres plantas de cartón corrugado, a activos locales, declaró un portavoz de la empresa. "Hemos vendido todas nuestras operaciones en Rusia", dijo y agregó que la desinversión estaba pendiente de las aprobaciones regulatorias de las autoridades locales.

El 2 de marzo Stora Enso anunció que detendría toda la producción y las ventas en Rusia, condenando la invasión de Ucrania. Antes de lo que Moscú llama 'una operación especial' en Ucrania, Stora Enso empleaba unas 1.100 personas en Rusia y sus ventas en ese país representaban aproximadamente el 3% de las ventas totales del grupo, de acuerdo con la información liberada por la empresa finlandesa.

A fines de abril Stora dijo que había llegado a un acuerdo para vender sus dos aserraderos y sus operaciones forestales en Rusia a la administración local, lo que le provocó una pérdida de € 130 millones.

La compañía se negó a revelar el valor financiero de la transacción, pero dijo que registraría una pérdida adicional de € 55 millones (US$ 57 millones), habiendo registrado ya un deterioro de € 35 millones en el primer trimestre.

Tardáguila Agromercados - Diseño InfinitWorks