Minerva Foods está cerca de cerrar otra adquisición de una planta frigorífica en Uruguay. Según adelantó este lunes Pipeline Negocios de Valor, la multinacional brasileña firmó un acuerdo de exclusividad con la empresa japonesa NH Foods para negociar la compra de Breeders & Packers Uruguay (BPU), el frigorífico ubicado en Durazno con una capacidad para faenar alrededor de 1.000 cabezas de ganado por día.

En la tarde, Minerva Foods confirmó ante la bolsa de Brasil que realizó una oferta no vinculante para la adquisición de BPU, que está sujeta al proceso due diligencie (auditoría) hasta fines de 2022, cuando finaliza el período de exclusividad de la multinacional para cerrar la operación de compra. 

"Esta iniciativa está en línea con la estrategia de Minerva Foods de maximizar su diversificación geográfica, a través del desarrollo de alianzas y asociaciones, explorando así oportunidades estratégicas, incluso con NH Foods, en varios países. Cabe destacar que todos los movimientos de Minerva Foods se basan en la disciplina financiera, preservando cómodos niveles de apalancamiento, buscando maximizar la generación de valor para todos los accionistas", dice el comunicado.

NH Foods había adquirido BPU por un valor de US$ 135 millones en 2017, un récord para la industria cárnica uruguaya. La planta de BPU fue construida de cero por el empresario inglés Terry Johnson.

El grupo Minerva Foods tiene en Uruguay tres plantas frigoríficas (Carrasco, Canelones y PUL), con una capacidad de faena de 2.500 cabezas por día. En lo que va del año, con las tres plantas lleva faenados 388.764 bovinos, con una participación del 18,4% del total. La planta BPU tiene una participación del 6,2% en la faena total de vacunos. El primer lugar lo ocupa Marfrig (también brasileña) con una cuotaparte de la faena bovina del 26,6%.

Según las fuentes de Valor, Minerva está realizando la debida diligencia en el BPU. La expectativa es que el acuerdo se complete el 15 de diciembre, cuando finaliza el período de exclusividad de la empresa Vilela de Queiroz (Minerva Foods). Los valores aún no están totalmente definidos, pero la transacción debería oscilar entre US$ 35 millones y US$ 45 millones, dijeron las fuentes a Valor. Rabobank está asesorando a Minerva en la adquisición.

De cerrar la compra de BPU, Minerva ampliará en un 40% su capacidad de faena en el país. Con la toma del BPU, Minerva apuesta al giro del ciclo ganadero en Uruguay, con una mayor oferta de ganado en los próximos años. En la última teleconferencia con analistas, la empresa ya había señalado las perspectivas de mejora de la situación en Uruguay.

Según Valor, el acercamiento con NH Foods comenzaría con la fusión y adquisición en Uruguay, pero podría convertirse en una asociación global, posiblemente involucrando la operación japonesa en Australia. Nippon Ham posee el tercer frigorífico de ganado más grande en ese país.

Tardáguila Agromercados - Diseño InfinitWorks