El ministro de Ambiente, Andrés Peña, dijo que la contaminación de efluentes es un tema preocupante para dicha cartera de Estado y la cadena cárnica no escapa a esta realidad, teniendo plantas frigoríficas que en la actualidad tienen habilitado un nivel de faena menor a la capacidad de la planta.

Sobre la situación de la industria frigorífica respecto a este tema, Peña señaló que en la actualidad “tenemos un 65 % de los frigoríficos que están bien, están en verde, tenemos un 20% que está en amarillo, es decir que hay situaciones que deben ser corregidas y luego son muy pocos los que están en mala situación”.

Debido a la relevancia de esta temática, el ministro dijo que se trabaja junto a INAC para “lograr el financiamiento de las inversiones que tienen que hacerse para poner siempre las plantas al día”. Explicó que se trata de que “INAC pueda ser garantía de un fideicomiso en el Banco de la República y que los frigoríficos puedan solicitar, contra ese fideicomiso, los recursos para poder realizar las obras”, debido a que “muchos no pueden sumar a su balance estas inversiones y porque tiene una situación, del punto de vista del banco, que no les permiten acceder a los créditos”.

Peña aclaró que cuando se mide el cuidado del medioambiente, se lo hace a lo largo de toda la cadena, “si tenés un problema en la planta de faena, vas a quedar mal calificado. Lo que se mide es todo, desde que el animal nace hasta que sale el barco”, por lo que sostuvo que “el sector industrial también forma parte de la cadena, y no podemos mirar para el costado”.

Tardáguila Agromercados - Diseño InfinitWorks