La planta quesera de la industria láctea Pili en Paysandú —en concurso de acreedores desde 2018— fue adquirida por Jugos del Uruguay, consignó La Diaria. Jugos del Uruguay hizo una oferta por esos activos, fue aceptada por el BROU —principal acreedor—, no hubo reparos, por lo que el juez terminó aceptando esta operación.

Tanto la administración anterior del Frente Amplio como la actual del presidente Lacalle Pou buscaron en diversas instancias que un privado se hiciera cargo del emprendimiento industrial. Hubo sondeos, muestras de interés, pero ninguna propuesta concreta sobre la mesa que permitiera reflotar la operativa de Pili. El principal obstáculo —al igual que enfrentan otras industrias de pequeño y mediano porte— es la falta de leche o cuencas para atender la demanda de esos complejos industriales. El año pasado, Uruguay el principal productor de leche del país, la multinacional Olam, decidió cerrar sus tambos, por lo que se perdieron unos 300 mil litros diarios de leche. 

El encargado comercial de Jugos del Uruguay, Francisco Pomi, explicó a El Observador la estrategia de Jugos del Uruguay pasar por desarrollar el mercado quesero y aseguró que desde hace varios meses la empresa estaba trabajando sobre ese plan y trasladar la planta de Pili para Fray Bentos para tener unificada su operativa industrial. En se sentido, reveló que la firma ya mantuvo contactos con una serie de productores lecheros de la zona para asegurarse un mínimo de materia prima que permita reactivar la producción industrial. "Este es un proyecto a largo plazo y llevará varios meses", precisó el ejecutivo.

Pomi señaló que Jugos del Uruguay apunta a producir la línea de quesos, gouda, muzzarella y dambo, y manteca (que tenía Pili), para sumarlo y complementarlo al mix de productos (jugos) que la empresa hoy ya exporta a merados de la región y Centroamérica.

Tardáguila Agromercados - Diseño InfinitWorks