En su reporte de noviembre, el USDA proyectó que la producción de leche de Australia disminuirá en alrededor del 2%, a 8,4 millones de toneladas para 2023, desde la estimación de 8,55 millones de 2022. Hay regiones agrícolas con abundante forraje y agua de riego (a bajo costo) disponible. Con estas circunstancias, normalmente habría una expectativa de crecimiento. Sin embargo, con una continua escasez de mano de obra que surgió con fuerza en 2021, algunos productores lecheros han optado por reducir sus operaciones lácteas.

Por otro lado, para la zafra julio 2022-junio 2023 el USDA prevé un precio récord para el precio de la leche en ese país, con un aumento del 28%.

Esto está impulsado por la competencia interna de los procesadores por una oferta cada vez menor de leche y por los precios mundiales. Los productores de leche recibieron un precio de leche récord estimado en 2021/22 de US$ 0,56 por litro y se pronostica que alcanzará los US$ 0,725 centavos por litro de base.

En cuanto al comercio internacional, se pronostica que las exportaciones de leche fluida alcanzarán las 450.000 toneladas en 2023, un aumento del 5% sobre la estimación de 2022 de 420.000 tons, impulsada principalmente por la demanda de China.

En el caso de los quesos, el USDA prevé que las exportaciones aumenten en 10 mil tons, a 170 mil toneladas en la zafra 2022-23, mientras que las de manteca se reducirían en 5 mil tons, a 15 mil toneladas.

Por su parte, las exportaciones de leche en polvo descremada se ubicarían en 130 mil toneladas, por debajo de las 150 mil toneladas de la zafra pasada. Lo mismo pasaría con las exportaciones de leche en polvo entera, que bajarían de 55 mil tons en a 40 mil tons en la zafra 2022-23.

Lefocar

Tardáguila Agromercados - Diseño InfinitWorks