El trigo tuvo ganancias de más de US$/t 3 en algunas posiciones este jueves, debido a las declaraciones recientes en Moscú, en las que se mostraron apoyo a los referéndums para unir a Rusia las zonas ocupadas de Ucrania, lo que avivó los temores de más interrupciones en el comercio de granos del Mar Negro, luego de que había sido parcialmente restablecido por un corredor de envío desde Ucrania. Ese escenario sigue ejerciendo presión alcista sobre las cotizaciones, y añadiendo preocupaciones sobre los stocks finales de cara a la próxima campaña.

A su vez, el presidente de Rusia advirtió la posibilidad de utilizar armas nucleares para defender el territorio, y eso terminó de añadir sostén a las subas.

El maíz también tuvo ganancias, estas de hasta US$/t 1,2, que se dieron gracias a las preocupaciones de una posible profundización del conflicto en el Mar Negro, lo que podría amenazar el volumen de stocks de maíz de unos de los principales productores y exportadores a nivel mundial: Ucrania. No obstante, las señales de un dólar fuerte acompañado de una política monetaria restrictiva en Estados Unidos limitaron las subas para ese grano.

Por otro lado, la soja tuvo un cierre mixto en la última jornada en el mercado de Chicago.

Frente al aumento de las tasas de interés en 75 puntos básicos que realizó la FED por tercera vez consecutiva y como se esperaba, el mercado de la soja se vio presionado a la baja y finalizó con pérdidas de hasta US$/t 2 en las posiciones cercanas. Además, el flujo constante de exportaciones argentinas continuó influenciando la baja de las cotizaciones.

A su vez, esas bajas no fueron tan pronunciadas ya que la oleaginosa se vio favorecida por señales de aumento de la demanda de combustible en China, lo que ejerció cierta presión alcista y terminó llevando a las posiciones lejanas a leves ganancias.

En cuanto a los derivados, el aceite repuntó y cerró con ganancias de hasta US$/t 30, mientras que la harina bajó US$/t 10.

Fuente: BCR

Tardáguila Agromercados - Diseño InfinitWorks