Los precios de la soja cayeron en Chicago tras cuatro ruedas alcistas seguidas por una toma de ganancias de los inversores. Entre los factores que motivaron la caída se ubicó el inicio de la cosecha en Brasil, que apunta a superar los 150 millones de toneladas.

Sin embargo, China resultó el factor bajista más relevante del día. En efecto, el Ministerio de Agricultura de ese país instó este miércoles a los productores a tomar medidas para frenar la sobreproducción de carne de cerdo, que está deprimiendo los precios en medio de la caída de la demanda, uno de los daños colaterales que los brotes de covid están dejando sobre la economía china. Esto podría tener un efecto directo sobre las importaciones chinas de las materias primas usadas para la alimentación de los animales, como la soja.

Además, el organismo aseguró que continuará promoviendo una mayor producción de semillas oleaginosas en China, en particular soja y colza. Vale agregar que el sábado comenzará una semana de feriados en China por la celebración del Año Nuevo chino.

El prolongado déficit hídrico que se registra en buena parte de las zonas agrícolas de la Argentina le impuso un límite a las bajas de los precios de la soja, más allá de algunas lluvias previstas para los próximos días, que acercarán alivio, pero que no lograrán revertir el grave cuadro de sequía actual, ni devolver el potencial de rinde perdido.

La posición mayo 2023 de la soja en Chicago perdió US$ 6, a US$ 559 por tonelada. En tanto, el maíz en igual contrato bajó US$ 1,38, a US$ 267, mientras que el trigo marzo 203 en Chicago bajó US$ 3,40, a US$ 273 por tonelada. Fuente: Granar Research

Tardáguila Agromercados - Diseño InfinitWorks