La soja fue perdiendo terreno a lo largo de la jornada del viernes en el mercado de Chicago y finalizó con resultados mixtos, con ganancias para las posiciones futuras y en negativo para las cercanas, con bajas muy leves que no sobrepasaron el 1% de la mano de las continuas preocupaciones sobre la demanda en los Estados Unidos.

La incertidumbre económica se reflejó sobre los mercados de la oleaginosa, lo que llevó a la baja las cotizaciones. Además, el clima favorable que se esperaba para el fin de semana podría aliviar las cosechas norteamericanas de soja, lo que terminó de añadir sostén a las caídas. En lo que respecta a los derivados, el aceite de soja subió más de US$/t 40, mientras que la harina cotizó con pérdidas de hasta US$/t 8.

El dinamismo de las exportaciones argentinas de soja durante la última semana influenció sustancialmente a la dinámica estadounidense, ejerciendo presión bajista sobre las cotizaciones del grano.

 

Resultados positivos

Por otro lado, el trigo cerró el viernes subiendo hasta US$/t 7 en algunas de sus posiciones, debido a la incertidumbre que supone el comercio internacional en la región del Mar Negro, ya que el acuerdo por un corredor seguro para el continuo envío de los granos ucranianos vence próximamente, y la Federación Rusa podría reorganizar sus socios comerciales, lo que generó presión alcista sobre los futuros de trigo.

Además, el maíz cerró la semana con resultados mixtos, con leves ganancias de hasta 1% en varias de sus posiciones, de la mano de las últimas actualizaciones de oferta y demanda que el USDA estimó el lunes, las cuales advirtieron bajas para la cosecha maicera y llevaron al cereal a operar en terreno positivo.

Por otro lado, las lluvias que se esperan en la región sur del Delta en los Estados Unidos no se estiman favorables para la campaña del grano amarillo, lo que tendió a ejercer presión alcista sobre los futuros del cereal.

Fuente: BCR

Tardáguila Agromercados - Diseño InfinitWorks