Este jueves cerró con pérdidas de valor para los granos en el mercado norteamericano. Por un lado la demanda de soja de China hacia Sudamérica impactó a la baja en los precios estadounidenses mientras que el trigo cayó por un horizonte mejor para el acuerdo de exportación de granos de Ucrania.

Después de su máximo de nueve semanas, el trigo cedió lugar por la desaceleración económica global. Asimismo, apertura de negociaciones parecen calmar los ánimos respecto a la continuidad del canal exportador de los granos ucraniano en el Mar Negro.

No obstante, la incertidumbre persiste y sigue sin haber claridad por el mantenimiento o no del acuerdo exportador.

Por su parte el maíz cerró la jornada con bajas que se dieron por las previsiones económicas negativas, lo que impulsó más ventas de contratos del grano, lo que hizo que bajaran los valores.

No conforme con ello, la cosecha estadounidense colabora con presión bajista estacional para los granos gruesos. Aunque recortes productivos por parte de Strategie Grains para la cosecha maicera europea pondrían un piso a las pérdidas.

Finalmente, la soja siguió en terreno negativo por tercera jornada consecutiva. Precios FOB más favorables en Sudamérica llevan a China a redirigir sus compras hacia Brasil y Argentina, mermando la demanda por soja estadounidense, lo que lleva los precios hacia abajo.

Asimismo, Abiove (Asociación Brasileña de Industrias de Aceites Vegetales) sigue subiendo su estimación de exportación de poroto de soja en Brasil, 0,2 Mt y totalizando 77 Mt, un volumen 4,25 Mt superior a la estimación del USDA.

Fuente: BCR

Tardáguila Agromercados - Diseño InfinitWorks