Tras el informe mensual de oferta y demanda del USDA, el WASDE, el mercado se posicionó a la baja para los valores del trigo en la última jornada en el mercado de Chicago. Aunque las pérdidas en el precio del cereal se fueron recortando a medida que las proyecciones del informe mostraron una reducción de los stocks finales a nivel mundial, la jornada del viernes tuvo un final bajista para este producto.

Si bien la producción de Rusia, Australia y China aumentó y compensó las pérdidas productivas en la Unión Europea y Argentina, llevando a disminuir las cotizaciones por una oferta más abultada, la presión alcista de los menores stocks aminoró las pérdidas del cereal.

Además, dos barcos más partieron el viernes de puertos en el Mar Negro, incluido uno que transportaba el primer trigo ucraniano exportado en virtud del acuerdo negociado por la ONU, lo que terminó de presionar a la baja los precios.

Por otro lado, el maíz apuntaló ganancias cercanas al 1% el viernes, luego de que el WASDE registrara una caída en la oferta estadounidense proyectada; los stocks finales de maíz se proyectaron por debajo de lo esperado por el mercado resultado de esta menor oferta, y el consumo aumentó, lo que elevó la presión a la baja de los stocks finales.

La ganancia de precios también se vio influenciada por la disminución de stocks mundiales del grano.

A la vez, el USDA aumentó su pronóstico, tanto de la producción como de las exportaciones de maíz ucraniano en 5 Mt, debido a las lluvias, y eso limitó las subas de valores.

Finalmente, la soja se negoció en terreno positivo para el grueso de las posiciones, aunque la posición más cercana tuvo pérdidas de hasta US$/t 15. El WASDE estimó una mayor cosecha de soja, por encima de las expectativas del mercado, lo que aumentaría los stocks finales del grano, pero no fue eso lo que hizo subir los valores, sino el factor clima, que tensionó el mercado, ya que se espera que nuevamente las temperaturas cálidas y secas en las zonas clave del Medio Oeste de EEUU vuelvan a afectar la fase clave de desarrollo del poroto.

Si bien el clima seco ha afectado duramente a los campos de soja en algunas granjas al oeste del río Mississippi, se espera que los rendimientos en los principales estados productores como Illinois, Indiana y Ohio compensen cualquier déficit. Por último, los derivados de la oleaginosa operaron ampliamente en positivo, lo que tendió a potenciar las subas.

Fuente: BCR

Tardáguila Agromercados - Diseño InfinitWorks