El martes el mercado lanero australiano comenzó en suba, pero el miércoles cerró en baja. El tipo de cambio fue el principal factor para ese vaivén del Indicador de Mercados del Este (IME) y que determinó una nueva caída semanal en ambas monedas.

Según los datos aportados por operadores australianos la demanda desde Europa continúa siendo limitada, debido al verano y las licencias de personal, pero además a las incertidumbres generadas por las medidas adoptadas por Rusia en las últimas semanas. Esto afecta principalmente las lanas de menor calidad, por debajo de las 19 micras y principalmente aquellas que no tienen la declaración Non Mulesed.

En las lanas sobre las 19 micras, en el merino, logran sostener valores y hasta lograr alguna suba puntual respecto al cierre de la semana pasada, ante una demanda firme desde China, principalmente. En el caso de las lanas medias y gruesas, la oferta fue limitada esta semana y valores con leves variaciones de precios.

Como destaque de la semana se comercializó el martes, en el centro de Sidney, el lote más caro de los últimos 11 meses (21 de octubre) tras alcanzar los 90 dólares australianos un fardo de 13,2 micras, categoría 1PP, vendido por Kashmir/Yass y adquirido por Ausfine Pty Ltda. Llevado a dólares estadounidenses representa US$ 61,83 por kilogramo base limpia.

El IME cerró en A$ 13,06 por kilogramo base limpia, perdiendo 13 centavos respecto a la semana pasada. En tanto que en dólares estadounidenses, el tipo de cambio determinó una caída de seis centavos respecto a la semana pasada, cotizando a US$ 8,80 por kilogramo base limpia.

La oferta semanal fue de 37.622 fardos, de los cuales se logró comercializar el 88%. Techwool Trading fue la principal firma compradora en la jornada con 13,8% del total comercializado.

En el mercado lanero australiano retorna la actividad la próxima semana, martes y miércoles, con una oferta de 39.025 fardos que se distribuirán en los tres centros de ventas.

Tardáguila Agromercados - Diseño InfinitWorks