El miércoles cerró la zafra lanera 2021-2022 en Australia, con una fuerte corrección a la baja en las referencias de precios para todos los micronajes, principalmente en las lanas finas debido a la baja calidad de la gran mayoría de la oferta.

A modo de ejemplo de lo que significó el impacto en los precios de la calidad ofertada, en Melbourne se pagaron hasta 4 dólares australianos más para las lanas finas de mejor calidad, con buen largo de mecha, menor contenido de materia vegetal y dependiendo de su situación de mulesing, respecto a las de inferior calidad.

La próxima semana, iniciando la zafra lanera 2022-2023, se podrá observar una mayor presencia de lanas de buena calidad debido a que muchos productores esperaban el cierre del año fiscal para salir al mercado, según operadores australianos.

El IME cerró a US$ 9,87, cayendo por debajo de los 10 dólares por primera vez desde la tercera semana de mayo. El indicador cayó 34 centavos frente al cierre del pasado miércoles 22 de junio. En la moneda australiana el mercado cerró en A$ 14,30, disminuyendo 44 centavos en la semana.

El promedio del indicador en la zafra se posicionó en US$ 10,05, registrando un 10,6% de suba ante la zafra 2020-21. En la moneda local subió un 14,8%, ubicándose en A$ 13,85.

La oferta semanal sumó 43.305 fardos, de los cuales el mercado adquirió el 79,9%. Las ventas continuarán la próxima semana, dándole inicio a la nueva zafra lanera 2022-2023.

La oferta inscripta es de 52.182 fardos. El mayor volumen responde al comienzo de un nuevo año fiscal en Australia, de concretarse este nivel de ventas habría que retornar a comienzos de año para ver una oferta superior a los 50.000 fardos.

Tardáguila Agromercados - Diseño InfinitWorks