La segunda jornada de la semana de Acción de Gracias dejó precios en leve baja para la soja en Chicago, donde entre los factores que influyeron sobre los operadores se destacaron los nuevos focos de covid en China, por el impacto que el intermitente cierre del comercio –sigue vigente la política de Covid cero– genera sobre el principal comprador mundial de soja.

Además, sumó a la tónica bajista la previsión de lluvias durante buena parte de la semana sobre las mejores zonas agrícolas de Brasil (medio oeste, centro y sur), donde siguen la siembra y donde los cultivos comienzan a desarrollarse. La devaluación del real frente al dólar fue otro dato negativo para los precios de la soja estadounidense, por lo que ello implica para la competitividad de las ventas de Brasil. El contrato de la soja para marzo 2023 bajo 1,9%, a US$ 525 la tonelada.

En tanto, el maíz también perdió US$ 1,7 para el contrato de marzo (US$ 258,5). Entre los factores que influyeron sobre un mercado que en esta semana contará con menos operadores de los usuales –el jueves no habrá operaciones y el viernes la plaza cerrará casi una hora antes– se destacaron las protestas y cortes de ruta que se registran en Brasil en contra del triunfo de Lula –transportistas y productores objetan, entre otras cosas, la transparencia del acto eleccionario–, dado que podrían afectar la carga de buques si se prolongan. Al igual que en el caso de la soja, la devaluación del real frente al dólar resultó negativa para el mercado estadounidense de maíz.

Finalmente, precios del trigo también cerraron en baja en Chicago y en Kansas afectados por las recientes ventas de trigo francés a China y por los rumores de importaciones estadounidenses desde Polonia y Alemania, para bajar los precios domésticos. El contrato de diciembre en Chicago cerró a US$ 290,8 la tonelada, en baja de US$ 2,7 respecto al lunes. Fuente: Granar

Tardáguila Agromercados - Diseño InfinitWorks