La situación del mercado lanero ha mantenido su tendencia prácticamente toda la zafra, más allá de un centavo más o un centavo menos. La demanda está focalizada en lanas merinas, principalmente de alta calidad y con certificaciones de sustentabilidad, en tanto que las lanas medias y gruesas han venido más demoradas en su colocación y con bajos valores.

Central Lanera Uruguaya como todas las zafras recibe lana de distintos puntos del país y al mismo tiempo de micronajes. El mecanismo de la gremial ha sido históricamente comercializar la lana a nivel internacional y trasladar al mercado interno dichos valores, a través de la liquidación final al cierre de cada zafra. Este año debido al comportamiento del mercado y el menor volumen de lanas medias y gruesas comercializadas, se ha venido analizando realizar una liquidación parcial de aquellas lanas que se han colocado fluidamente y trasladar en el tiempo el pago de aquellas que aún no se han logrado comercializar.

Diego Saavedra, Gerente de Central Lanera Uruguaya, consultado sobre el atraso en las ventas y por ende que se dilate en el tiempo la liquidación final dijo “es posible que sí, principalmente en las lanas medias y gruesas”. Indicó que se analiza “liquidar lo que son las lanas merino, que han tenido una comercialización más fluida, y dejar el resto de las lanas un poco después porque directamente no se han vendido”.

Explicó que “esto es un planteo 100% cooperativo, no podemos estar pagando lanas que no se han vendido o que hay una proporción muy importante que no se ha podido comercializar”.

Respecto al promedio de esta zafra, Saavedra dijo que “este será un buen año, porque ha pasado de todo en esta zafra y además cosas imprevisibles. Muchos productores que no quisieron vender por fuera hoy se encuentran con que el mercado está más cauteloso”. Remarcó que las ventas “obviamente vienen más atrasadas que lo normal, porque estamos lejos de una demanda normal”.

Tardáguila Agromercados - Diseño InfinitWorks