Setiembre viene siendo el peor de los últimos tres años, con una pérdida acumulada del 7% en el Indicador de Mercados del Este (IME), el 50% de lo que ha caído respecto al cierre de la zafra pasada.

Varios son los factores que suman a la presente realidad del mercado, por un lado las lanas australianas continúan siendo de menor calidad, pero principalmente pesan las interrogantes económicas en los destinos finales de estas lanas, como lo son las medidas que adopta China frente a los casos de Covid con cierre de empresas, las preocupaciones en Europa por la guerra entre Rusia y Ucrania y los impactos que está teniendo en la economía del bloque europeo, así como también las medidas adoptadas en Estados Unidos para impulsar su economía.  

La demanda continúa priorizando aquellos fardos de mejor calidad, con certificaciones y declaración Non Mulesed en el caso de las lanas finas, mientras que en las lanas medias la operativa continúa siendo reducida.

El IME cerró en A$ 12,79 por kilogramo base limpia, cayendo 10 centavos entre jornadas y 27 centavos en la semana.

En dólares estadounidenses, la pérdida en la semana suma 27 centavos, situándose en US$ 8,53 por kilogramo base limpia. Respecto al pasado 21 de setiembre de 2021, el indicador registra una caída del 14,3%.

La oferta semanal fue de 37.613 fardos, de los cuales el mercado terminó adquiriendo el 86,4%. Tianyu Wool, Endeavour Wool Exports y Techwool Trading, fueron las tres principales firmas compradoras, sumando el 32,5% del total comercializado.

El mercado lanero retoma su actividad la próxima semana, martes 27 y miércoles 28 de setiembre, con una oferta prevista de 31.994 fardos que se distribuirán en los tres centros de ventas.

Lefocar

Tardáguila Agromercados - Diseño InfinitWorks