benia-zabala

"Bonanza" de la familia Benia-Zabala

Por Luis Silva.

El establecimiento "Bonanza" de la familia Benia-Zabala, ubicado sobre la ruta 26 en el departamento de Paysandú, cuenta con 1.448 hectáreas con un Índice Coneat 81. Cuenta con un 14% de área mejorada y una dotación de 0,90 Unidades Ganaderas por hectárea, de los cuales 0,54 son vacunos y 0,32 ovinos, teniendo una relación lanar-vacuno de 2,77.

Andrés Benia dijo que se trabaja en un sistema vacuno de ciclo completo y en el ovino se apunta a la producción de lanas finas con un stock de 1.571 cabezas de merino australiano con 17,7 micras de promedio y una producción de 3,5 kilos de lana por oveja adulta.

Teniendo en cuenta la coyuntura de precios para las lanas finas en las últimas zafras, se ha tomado la decisión de retener capones para obtener un vellón más de lana. En las ovejas se realiza esquila preparto y se mejora la alimentación en el último tercio de gestación.

El predio se encuentra dentro del proyecto FPTA Crilu Merino$, con el objetivo de mejorar "la recría de hembras, levantar y estabilizar señaladas, aumentar cantidad de lana por animal. Pero fundamentalmente, producir animales de mayor tamaño y mejor producción individual" dijo Benia en la jornada.

A partir de los trabajos coordinados con los técnicos de INIA, se ha tomado medidas como "el monitoreo de peso de los diferentes lotes; chequeo constante de principios activos y efecto de la dosificación; mejorar la condición corporal de las ovejas previo al parto". Además se realiza una "asignación de alimento en base a requerimientos (recrías y melliceras); peso mínimo de las borregas en la encarnerada de 38 kilos; mejorar ganancia de corderos en períodos críticos (primer verano y primer invierno)".

Benia explilcó que "dadas las medidas tomadas en tiempo y forma, el 98% de las borregas llegaron a la encarnerada en condiciones y con el peso deseado". De las 172 borregas que potencialmente se podían encarnerar, se llegó con 143 aptas y con un peso mínimo de 38 kilos. Precisó que mira la empresa "como un todo", en donde los diferentes rubros en la empresa "se complementan de buena manera, potenciándose entre si y maximizando el aprovechamiento de los recursos", con objetivos "claros y medibles al igual que los procesos".

Producción ovina

Además de la majada Merino Australiano, que representa el 70% del stock ovino del predio, la familia Benia-Zabala cuenta con animales de la raza Highlander que fueran incorporados hace cuatro años al predio y que representan el 30% de los 2.300 ovinos que conviven en el predio.

En este sentido los 730 ejemplares de la raza Highlander se componen por 400 ovejas de cría, que apunta a un sistema de producción de carne ovina. Para ello se realiza inseminación de ovejas adultas a partir del 15 de marzo y repaso con carneros.

Tardáguila Agromercados - Diseño InfinitWorks