En la previa del feriado por el Día de Acción de Gracias en EEUU los precios de la soja cerraron con leves subas en Chicago. Entre los factores que posibilitaron el cierre alcista de la soja se destacaron una nueva compra china en Estados Unidos; la humedad todavía insuficiente en amplias zonas agrícolas de la Argentina, donde las labores de implantación arrastran una importante demora, y un cambio en los términos comerciales del aceite de palma dispuesto por el gobierno de Indonesia que comenzará a regir en 2023 y que en la práctica implicaría una reducción en las ventas externas de dicho aceite vegetal.

Sobre el primero de los factores citados, en sus partes diarios el USDA confirmó este miércoles una nueva venta de soja a China, por 110.000 toneladas. El contrato de marzo ganó US$ 2, a US$ 530 por tonelada.

En tanto, luego de operar buena parte de la jornada en baja, los precios del trigo quebraron la tónica negativa de las cinco ruedas precedentes y concluyeron las operaciones con leves subas en Chicago y en Kansas. Las mejoras más relevantes se dieron sobre la segunda de las plazas y estuvieron directamente relacionadas con las malas condiciones ambientales vigentes para los trigos de invierno estadounidenses.

Finalmente,  tras dos jornadas bajistas seguidas, el maíz cerró con saldo a favor la rueda de Chicago, luego de que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reconoció que el maíz amarillo estadounidense destinado a la alimentación animal podría quedar exceptuado de la prohibición sobre las importaciones de maíz transgénico que comenzará a regir en 2024. El contrato de marzo 2023 subió casi US$ 3 y quedó a US$ 261 por tonelada. 

Fuente: Granar

Lefocar

Tardáguila Agromercados - Diseño InfinitWorks