En la pasada semana se registraron algunos negocios puntuales de lanas finas en el mercado interno, con demanda puntual desde una industria topista en particular. En tanto que, en la presente semana, la oferta se retrajo ante las bajas consecutivas a nivel internacional que se trasladan al mercado local, según marcaron dos consignatarios en el norte del país.

De acuerdo a los datos aportados por el productor, se comercializó un lote merino de 15.000 kilos, promediando 17,5 micras. Lanas que poseen certificación RWS y un rendimiento al lavado de 78,8%. El valor pactado fue de US$ 11 el vellón y un dólar los subproductos. “Eso se logra con genética confiable y trabajo de bretes”, dijo el productor, respecto al micronaje y calidad de la lana.

Por otro lado, se comercializó un lote que ronda los 28.000 kilos de lana de 16,5 micras. Lote que posee certificación RWS y Orgánica y tiene 79% de rendimiento al lavado. Este lote cotizó a US$ 12,50 el vellón y un dólar los subproductos, “la lana ya se cargó y va rumbo al lavadero, para luego ir a Italia como destino” dijo la productora.

Un representante de una industria topista, dijo que en el mercado existen valores para los distintos tipos de lanas finas, pero aclaró que tienen un ajuste de precios respecto al año pasado, teniendo en cuenta la realidad del mercado actual.

Tardáguila Agromercados - Diseño InfinitWorks