La Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU (FDA) acaba de emitir un dictamen respecto a la seguridad y garantías que tiene el consumo de un producto diseñado y creado por la firma Upside Foods, que está hecho a base de proteínas cárnicas cultivadas en laboratorio que buscan imitar la carne de pollo. Para ello ha dado el visto bueno a una consulta previa hecha por la compañía.

Antes de que este alimento pueda entrar en el mercado, las instalaciones en las que se elabora también deben cumplir los requisitos aplicables del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) y de la FDA. Además de los requisitos de la FDA, incluido el registro de la instalación para la parte del cultivo celular, el establecimiento de fabricación necesita una concesión de inspección del USDA-Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria (FSIS) para las partes de la cosecha y la postcosecha, y el propio producto requiere una marca de inspección del USDA. Desde la compañía, Upside Foods, consideran que "este es un hito verdaderamente histórico por el que hemos estado trabajando desde la fundación de la empresa en 2015. Marca un paso importante hacia una nueva era en la producción de proteínas de origen cárnico y nos acerca a nuestro objetivo final de hacer de la carne una fuerza para el bien".

Tardáguila Agromercados - Diseño InfinitWorks