Este martes terminó con resultados alcistas en la plaza norteamericana del mercado agrícola. Por un lado, el valor del trigo subió por la presión de los stocks en el Mar Negro, así como por nuevos conflictos geopolíticos; por otro, el maíz y la soja también tuvieron avances en sus cotizaciones, respaldados por un progreso más lento de lo esperado en la cosecha estadounidense.

Amplias ganancias

Los futuros del trigo terminaron el día con amplias ganancias, de hasta US$/t 22, no vistas desde julio. Esto se dio luego de una abultada caída en los precios el día lunes, respaldadas por renovados temores sobre la seguridad de los stocks de granos de la región del Mar Negro.

Las preocupaciones sobre la continuidad de los envíos del grano ucraniano fueron nuevamente desencadenadas luego de que los líderes rusos instalados en las áreas ocupadas de Ucrania establecieran planes para referéndums, lo que apuntaló los precios del trigo en el mercado.

El maíz acompañó las subas del cereal y coronó el día en positivo, principalmente por la cosecha de maíz estadounidense, que se estimó completa en un 7%, por debajo del 10% estimado por el mercado, lo que tendió a ejercer presión alcista sobre las cotizaciones.

Si bien la demanda inicial se muestra positiva, los rendimientos del grano se estiman más bajos este año, lo que llevó a la suba de precios.

Por otro lado, la soja sigue ganando terreno y finalizó la jornada con resultados positivos. Al igual que sucede con el maíz, la cosecha de la oleaginosa en Estados Unidos se completó en 3%, por debajo de las estimaciones del 5% esperadas, junto con calificaciones de condición también por debajo de lo esperado, lo que generó alzas en todas las posiciones.

A su vez, un lento ritmo de importaciones chinas y un aumento en las exportaciones de Argentina condicionaron las ventas externas de Estados Unidos y eso generó un límite a las subas.

Fuente: BCR

Tardáguila Agromercados - Diseño InfinitWorks