Todos los meses del año son importantes para el ovino, pero en enero hay que destetar los corderos y preparar los vientres para la encarnerada. Planificar las actividades con tiempo y organizar el equipo de trabajo, la majada y el establecimiento es clave, para que se logre desarrollar las tareas de la mejor manera posible, en un momento difícil para los predios.

Los técnicos del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) recomiendan realizar el destete de los corderos durante la primera quincena. En este sentido, se indica el encierre de los corderos con la madre, durante un día sin agua y un día sin las ovejas con sombra y agua disponible. Al largar los corderos, se debe utilizar “ovejas señuelos” y destinarlos hacia el potrero definitivo, con agua, sombra y pastura de calidad previamente reservada.

En el caso de los sistemas más intensivos, con una mejor alimentación, se recomienda encerrar los corderos con las madres durante el primer día y el segundo separar las ovejas en una zona sin agua y con sombra y los corderos con agua y sombra disponible. Posteriormente soltar todo a las 48 horas.

En este momento es importante pesar el 10% del lote, establecer un promedio y la variación de los kilos, de manera de manejar de forma diferencial aquellos corderos con menos de 20 kilos, con una suplementación proteica.

El destete debe ser acompañado por una buena dosificación contra parásitos gastrointestinales, con drogas de conocida eficacia, 12 horas antes de ser trasladados al potrero reservado. Conocer la eficacia de las drogas se logra con un análisis coprológico (HPG), a los diez días de dosificados. Además, se recomienda la revacunación contra clostridiosis.

Durante la segunda quincena de enero es momento de enfocarse en los vientres. Los técnicos recomiendan la revisación de patas en todos los vientres, de manera de realizar los tratamientos correspondientes en el caso de detectarse pietín en la majada.

La recomendación, luego de la revisación es establecer tres lotes, uno con las ovejas sanas, otro con las recuperables y el último con las crónicas o las que deben descartarse del establecimiento para evitar futuros contagios.

Para el lote de ovejas sanas se debe utilizar sulfato de zinc al 10% o formol al 5% en el pediluvio, es importante recordar que no se deben utilizar en simultáneo. En el caso de las ovejas recuperables, se recomienda realizar tratamiento de tres baños podales en 10 días y luego volver a revisar e integrar a los sanos, los animales recuperados.

Una vez establecido el saneamiento, se debe establecer el lote apto para la encarnerada. En este sentido los vientres en peor estado corporal (menor a 3) asignarlos a pasturas que permitan mejorar su condición corporal para la próxima encarnerada. El campo natural reservado es una opción barata de recuperar el estado de nuestras majadas encarnerada.

Volvo

Tardáguila Agromercados - Diseño InfinitWorks