Finalizando este 2022, se puede decir que no fue el mejor año para los exportadores de madera rolliza de pino. Entre otras dificultades se pueden mencionar la crisis logística, la exorbitante tarifa de fletes, la caída en los dos principales mercados (India y China), los elevados costos internos, etc.

Noviembre fue un capítulo más en esta complicada historia, siendo el tercer peor mes del año en términos de facturación para este producto. Durante los 30 días del mes, se exportaron 64 mil metros cúbicos de madera rolliza de pino por un valor de US$ 4,5 millones.

Estos valores registran una nueva caída en el comparativo mensual, 18% en divisas y 22% en volumen y también una caída brusca en comparación a igual período del año pasado, cuando se exportaron 87 mil metros cúbicos por un valor de US$ 6,7 millones.

Volvo

Tardáguila Agromercados - Diseño InfinitWorks