Al cierre de la zafra 2021-2022 se observó un Indicador de Mercados del Este (IME) que en promedio registró una suba del 10,6% respecto a la zafra anterior, situándose en los US$ 10,05. Esta mejora en el promedio del indicador está basada en un incremento en las referencias de precios para las lanas finas, por debajo de las 21 micras.

Este tipo de lanas, además de mantener una demanda muy activa durante todo el período de comercialización, también mostró una mayor exigencia en cuanto a calidad y principalmente certificaciones que permitan respaldar las respuestas a las continuas interrogantes de los consumidores sobre el bienestar animal y el cuidado del medioambiente, principalmente.

Además, la finura esta zafra también marcó la diferencia a la hora de definir un valor por la fibra, generando así que lanas de 17 micras cotizaran casi US$ 9 por sobre las referencias para las 21 micras.

El promedio para las lanas de 21 micras en la presente zafra fue de US$ 9,57 por kilogramo base limpia, lo que implica un aumento del 6% respecto al promedio de la zafra 2020-2021. Por su parte, las lanas de 19 micras subieron 13% entre zafras, cotizando en US$ 12,32.

Por su parte, las lanas de 17 micras, que cotizaron a US$ 18,48 por kilogramo base limpia en promedio, se situaron 25% por encima de los valores de la zafra anterior.

En las lanas medias, tal cual se informó la pasada semana, hubo un incremento del 24,6% en el volumen de lana comercializado; sin embargo, el promedio para las lanas de 28 micras cayó 19,8%, tras cotizar a US$ 3,10 en promedio para esta zafra.

Tardáguila Agromercados - Diseño InfinitWorks